sábado, 13 de octubre de 2007

Scaramouche: Ilusiones y Máscaras

Hola!

Quería inaugurar mi participación en este proyecto rindiendo tributo a uno de los mejores libros que he leído, y al cual creo que no se le ha dado el reconocimiento ni la difusión que en mi opinión se merece.

"Scaramouche", de Rafael Sabatini, es una novela de ficción histórica publicada en 1921, cuya trama está ambientada alrededor de la revolución francesa.Su prosa es increíblemente ágil, y su planteo y premisa me resultan de una vigencia y actualidad superior a muchos libros modernos.

¿Que tiene de remarcable este libro? ¿Que es lo que lo hace digno de escribir otra reseña más de las (no tantas, en mi opinión) que hay circulando en la red?

Sencillamente no creo que se pueda responder a esas preguntas de forma concisa; es una obra maestra que no se puede encasillar en un solo género, o categorizar por los recursos que utiliza, ni por su trama compleja y sorprendente. Lo siguiente es solo un resumen de todo lo que despertó este libro en mí.






No quiero revelar muchos detalles sobre la trama en sí; creo que la mejor manera de disfrutar este libro es dejarse llevar y sorprender página a página. Solamente me permito decir que está llena de giros imprevistos e intrigas, que de tán increíbles no pueden sino terminar siendo verosímiles. Llena de aventura y emoción, la acción fluye rápida pero amablemente de escenas absurdas a escenas llenas de riesgo; del diálogo mordaz a resoluciones intrépidas, con un ritmo tan atrapante que hizo que me resultara muy difícil alejarme de su lectura.

El autor eligió escribir esta historia en un tono aparentemente desenfadado, pero que no se priva de sorprender con frases agudas y diálogos certeros. Podría decirse que narra las aventuras de un joven hombre que de la noche a la mañana se ve obligado a renegar de su identidad y desaparecer, y termina reconstruyéndose a sí mismo una y otra vez. Podría decirse también que es una novela política, pero crítica de los ideales por los que el protagonista termina luchando. Tanto el narrador como el protagonista se conducen con un peculiar sentido del humor que vuelve más agil la lectura, permitiendo a la vez el planteo de preguntas y discusiones sin caer en ninguna forma de snobismo intelectual ni altanería (como otros libros ambientados en la misma época y con temática relacionada, Los Miserables por ejemplo, incurren una y otra vez). Supongo que todo esto es producto de la poca seriedad con que el protagonista se toma a sí mismo...

A su vez, el narrador aparentemente omnisciente cuenta los hechos y sucesos a la manera de un historiador informal o un periodista, que posee acceso a las memorias del protagonista. Sin embargo a través de sus comentarios y acotaciones, se revela un ingenio sugestivo y mordaz, cuyas opiniones sugeridas terminan constituyendo un personaje más de la trama, solamente por la forma que le da a la narración.

Tal vez, a primera vista, parezca una obra cínica y desencatada del mundo que le tocó describir, pero que termina revelando una fascinación y revalorización de las luchas características del surgimiento de los ideales democráticos. El hecho de que al final se abandonen todos los planteos filosóficos construídos a lo largo del libro por objetivos tal vez más personales, pero más auténticos no hacen sino fortalecer el leit-motif que yo encuentro en el mismo: la individualidad de una persona no es algo que se pueda definir a través de lo que los demás ven, y que solo existe en la medida que uno sea sincero con sí mismo. Se esté equivocado o no.

El cinismo y crueldad con el que el protagonista una y otra vez elige un personaje, una máscara para enfrentar al mundo que le rodea, puede parecer angustiante, pero a medida que el protagonista termina volviéndose realmente aquello que solo simula ser, se me fueron presentadas muchas inquietudes acerca del caracter verdadero de nuestra persona.

¡Pero ya me he extendido más de lo debido, y ni llegué a empezar a decir lo bueno que és! A modo de conclusión, diré que este libro trata sobre la vida, el rol, la identidad, y el coraje. Y sobre todo aquello por lo que vale la pena que nos angustiemos.



"Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ése era todo su patrimonio."





(haz click aquí para obtener una versión digitalizada del libro)

3 comentarios:

merrick dijo...

Me gustó la reseña Numa. Es bueno captar el sentido del libro más allá de su argumento y pocas reseñas lo logran. Voy a ver si lo consigo.

Numa dijo...

Gracias!

Justamente la idea era motivar a los incautos a conseguirlo, espero que lo disfrutes :D

(de todas formas ahi deje el link para una version digital, de ultima bajala y fijarte de hacerla imprimir, porque está agotadísimo)

Anónimo dijo...

Gracuas aora ya puedo aprobar lengua